Brócoli

¿El brócoli espesa la sangre?


¿El brócoli diluye o espesa la sangre? El brócoli no diluye la sangre, pero la vitamina K en el brócoli puede inhibir la medicación anticoagulante. Hable con su médico acerca de la cantidad de brócoli que puede incluir de manera segura en su dieta. El brócoli, la coliflor, la yema de huevo y la soya también contienen altas cantidades de este nutriente. Si está tomando un anticoagulante recetado, aumentar el consumo de estos alimentos podría contrarrestar los efectos de su medicamento. Discuta su dieta con su médico. Los alimentos con mucha vitamina K funcionan para espesar la sangre.

¿El brócoli ayuda a la coagulación de la sangre?

Los alimentos ricos en vitamina K pueden contrarrestar los efectos anticoagulantes de la warfarina (Coumadin®). Coma estos alimentos con moderación: Espárragos. brócoli.

¿El brócoli diluye la sangre?

El brócoli no diluye la sangre, pero la vitamina K del brócoli puede inhibir la medicación anticoagulante. Hable con su médico acerca de la cantidad de brócoli que puede incluir de manera segura en su dieta.

¿Pueden ciertos alimentos espesar la sangre?

Los alimentos con mucha vitamina K funcionan para espesar la sangre. La vitamina E no es el único producto que puede diluir la sangre. Las hierbas, las especias y los suplementos también pueden promover el sangrado. Los productos que rocías en tu comida como cayena, ajo, jengibre y cebolla actúan como anticoagulantes.

¿Cuáles son los beneficios para la salud de comer brócoli?

Otros beneficios del brócoli. El brócoli es una rica fuente de vitamina C antioxidante, que se utiliza para formar la proteína que forma la piel, el cabello, los tendones y los vasos sanguíneos. También combate los radicales libres que causan enfermedades y que se forman en su cuerpo durante el metabolismo y cuando está expuesto a contaminantes ambientales.

¿Qué alimentos diluyen la sangre y dificultan su coagulación?

Los alimentos ricos en vitamina E y bajos en vitamina K adelgazansangre y dificultar la coagulación. Las almendras y las avellanas son dos buenas fuentes de vitamina E. Una cucharada de aceite de germen de trigo contiene el 100 por ciento de su valor diario de vitamina E.